Gracias Señor Gobernador, pero no es suficiente una sola visita.

En días pasados nos visitó el Gobernador del Estado dándonos unas palmaditas en la espalda por lo desatendido que ha estado (tiempo largo ya) esta zona del estado. La reconstrucción del tejido social, se le llama ahora; consiste en provocar ciertas facilidades para la inversión y ocupación de los ciudadanos de una localidad para mejorar las condiciones de vida, atender problemas que la delincuencia utiliza cómo excusa para sus actividades, entre otras cosas. Déjenme expresarme que apoyo 100% la idea, es increíblemente bonito cuando un gobernador – con la credibilidad aún en números negros a mi parecer (ojalá y siga así) – viene y plantea compromisos de cosas 100% necesarias y de responsabilidad estatal – la entrada al pueblo era un “must”. Y es que lo malo de la situación provoca que se nos voltee a ver estatalmente, y eso termina siendo no tan malo. Digo, hay que verle el lado “bueno” a este desmadre que se trae el mundo.

Peeeeero, ya ve que soy el pinche Grinch de mi barrio en facebook… Yo tengo 2 pequeñas objeciones:
1. El aviso de que iban a haber mesas de trabajo se realizó 1 hora antes de las mesas de trabajo, en un ambiente de “aproveche que aquí están los chipocludos del edo.”. En lo personal tengo yo algunas ideas, pero imposible plantearlas en el aire, cómo si de pedinche fuera solamente. Yo estoy dispuesto a ayudar con proyectos, sólo que esos proyectos necesitan de tiempo para plantearse bien. Porque si no uno termina diciendo puras pendejadas como “y tú que has hecho además de quejarte?” (me cagan los pinches “chinguetas” locales).

2. En esa actitud que asumimos de: “necesitamos… a,b,c…bla,bla,bla, una autopista con 2do piso… bla,bla…” ciertamente nos planteamos las soluciones más urgentes a los síntomas de una enfermedad un poco algo más profunda. Es ese algo más profundo y de raíz que pudiera sernos de mucha ayuda analizarlo, definirlo y atenderlo. Esto es para que nuestra repentina proyección estatal no se acabe en cuanto se calmen los enfrentamientos entre bandas. Tampoco es que esté descubriendo el hilo negro, ni que le quiera enseñar el agua caliente. Pero creo que esta forma de plantearlo nos puede servir para un futuro de unos 10 – 20 años.

Voy a empezar a comparar a Madera con la región iconográfica más cercana de la sierra chihuahuense: Creel. Madera cuenta con un gran número de zonas arqueológicas, número mayor a las existentes en el municipio de Bocoyna.

Se cuenta con otro pueblo indígena (cultura coloquialmente conocida como Pima y que honestamente desconozco como se denominen actualmente ellos), con costumbres diferentes a los Tarahumaras y con menor renombre. Pero culturalmente comparables; nuestras zonas arqueológicas no provienen de pueblos indígenas vivos o rastreables linealmente con los existentes. Tecnicamente si pusieramos a Creel y a Madera con igualdad de infraestructuras, la intención de ir a visitar ambas zonas sería un empate y pudieran hermanarse. Podríamos ser los otros pueblos de la Sierra Chihuahuense. Es esta cuestión de infraestructura la gran diferencia, porque Madera dista mucho de ser un centro turistico acorde a su potencial. A pesar de que en Madera no exista una barranca con tanto renombre como las Barrancas del Cobre, la existencia de lugares con potencial turistico es mayor. En sí, enumerando los pros de nuestra región puedo tardarme mucho.

170718 - Gobernador 47

Quisieramos ser parte de un circuito turístico cómo lo es Creel (Cuauhtémoc, Creel, Barrancas, Guachochi, Balleza, Parral), es en Creel precisamente donde tal circuito se aleja del recorrido del Chepe, ayudando en mucho a que la región permita el ingreso de visitantes de 4 posibles caminos (y próximamente un 5to con el aeropuerto recién terminado y nunca inagurado). En ese aspecto estamos en total desventaja, Madera recibe un 95% de visitantes a través de la carretera con Chihuahua o Juárez, el otro 5% es el ingreso localmente desde el lado de la sierra. A Madera le fue más barato quitarle la vía del tren para que se apropiaran de su derecho de vía, que reactivarlo con potencial comercial y turístico. Así pues el resultado es que si viene a Madera es porque tiene negocios aquí o va para El Largo (y honestamente ya casi nadie quiere ir para El Largo).

Guajiramente quisieramos que fuera rentable el camino interestatal con Sonora, Guajiramente porque Sonora ha empezado la construcción de su interconexión más al norte de lo que nos hubiera gustado para nuestra ciudad. Así pues, la respuesta a este circuito es la conexión con Casas Grandes a través de la carretera que está siendo ya construída por gobierno federal Ejido El Largo – Mata Ortiz. Pero cuyo tramo Ejido El Largo – Cd. Madera puede ser optimizado. Sé que lo dijo como promesa para el 2018 y me da un gusto escucharlo. Tal tramo ayudaría con el aspecto de la interconectatividad hacia el estado pero no hacia la Sierra en sí.

Y toda esa infraestructura podría tener como última visión al turismo o la exportación de Madera y todo lo relacionado con ella (muy buena idea – para empezar – lo de la fábrica de muebles, ojalá y pegue… apoyada siempre en eso de la infraestructura, porque para poder competir necesitamos bajar costos de envío). Yo iría más allá, ya urge que se consolide a las universidades locales como incubadoras financieras, creadoras de proyectos productivos. Cerezos, Champiñones y demás productos pueden producirse… PEEEEERO, también pueden exportarse productos y bienes propios de industrias de segundo o tercer sector (y es ahí donde los profesionistas vienen a jugar un papel importante). Si tuvieramos un municipio conectado podríamos exportar asesorías técnicas, así pagariamos la cuenta Telmex de las ya tan añoradas antenas en redundancia.

Por lo pronto podemos empezar a hacer lo propio reactivando nuestra cultura. Provocarnos zonas que atraigan a ser visitadas. Y eso es con orden en lo local. Esa es tarea de nosotros y ahí señor Gobernador, tiene que apoyarnos a aprender a hacerlo. Aquí no se puede señalar a nadie porque uno tiene miedo que esté metido en algo que pueda traernos problemas. Hay que fortalecer a nuestras autoridades  y capacitar a la policia local para que sea el profesional necesario, por lo menos el mínimo para que los delitos del fuero común no se mezclen con el desmadre que es el crimen organizado. Aquí somos nosotros los que tenemos que reaccionar también. Ojalá y las visitas de funcionarios se hagan continuas. Nos hace falta una oficina de vinculación con gobierno del estado. Capacitar a nuestras obras públicas para que funcionen como departamiento de lineamientos urbanos, que puedan expedir permisos de construcción, que den asesorías y lo exijan para que nuestras construcciones cumplan con normas de urbanidad, seguridad y funcionalidad.

Nos hace falta mucho pero por algo se puede empezar.

Quisiera ver los proyectos que le fueron presentados, me da inquietud enorme. Por lo pronto yo seguiré con los míos y veré ¿En qué puede servirse mi pueblo de ellos?

Terminaré diciendo lo que todo mundo comentó a puertas cerradas: “Yo iré con el gobernador a pedirle todo lo que el mundo le quiere pedir pero nadie se atreve… señor Gobernador, mándenos un pitcher zurdo” Jejeje… no es cierto. Que se vuelva costumbre escuchar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s